Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¡Ojo con el teletrabajo!

teletrabajo

Que conste que pensamos que el teletrabajo ha venido para quedarse, pero como todo, si está bien configurado, funciona, y si no, puede ser fuente de problemas importantes.

En primer lugar, la seguridad

Debemos abrir una puerta en nuestros sistemas por la que pueda acceder el teletrabajador, pero solo él. Es fundamental ponerse en manos de profesionales para diseñar y configurar estos accesos remotos. Es mejor eso a recibir un correo en el que pidan el rescate por tus datos encriptados.

Debemos preservar de virus (informáticos) y malware en general, los equipos con los que nos conectamos al trabajo. Utilizar contraseñas largas e ingeniosas y evitar marcar el “recordar contraseña”. Ten presente que, si entra un hacker en el equipo remoto de tu casa, si las contraseñas no lo frenan, terminará suplantándote en la oficina.

Debemos tener actualizado el sistema operativo y el antivirus.

Las copias de seguridad nos pueden salvar, por ello es mejor, en estos casos excepcionales, aumentar el número de ellas. Recomendamos una copia diaria y mantener un ciclo de al menos 15 días, (guardar una copia por día de los 15 días anteriores). No estará de más tener también una mensual y otra trimestral.

    En segundo lugar, la legalidad

    Teletrabajar supone normalmente modificar la relación contractual. Son cuatro los documentos que deberemos firmar con el trabajador:

    1. Acuerdo y condiciones de la prestación del teletrabajo
    2. Autoevaluación de riesgos laborales de su nuevo puesto de trabajo
    3. Documento de entrega de equipos y herramientas que la empresa entrega al teletrabajador.
    4. Documento de devolución de los elementos del punto anterior cuando el teletrabajador se reintegre a su puesto en la empresa.

    Artículos relacionados